Marina Di Giácomo la Leona vuelve a su tierra

Marina Di Giácomo retorna a Mendoza y tomó por primera vez el stick después de varios años de no estar en un cancha de hockey.

La otrora volante del Kleinzwitserland holandés, de la Universidad de Old Dominion, Ciudad de Buenos Aires y Las Leonas se puso nuevamente la camiseta del club que la vio nacer. “Pedí el pase y ahora juego en la segunda de Banco Mendoza ‘B’”, agregó la volante.

“El último fin de semana perdimos por goleada el primer partido ante la UN San Juan, pero lo importante no fue el partido si no que pude volver a compartir dentro de una cancha con jugadoras históricas de Mendoza como Carolina Sánchez, María Alejandra Ruiz, mi hermana Cecilia y Alejandra André. Fue una tarde fantástica”, recordó la primera mendocina en vestir la camiseta de Las Leonas en un Juego Olímpico.

-¿Por qué jugás en una segunda?

-Son cinco años sin actividad y no puedo hacerme la loca, no me da el cuerpo sin una buena pretemporada. Me voy a dedicar a divertirme, nada más me fascina entrenar.

-Enseñaste hockey en California y fuiste coach regional del seleccionado estadounidense ¿Te gustaría dirigir en primera?

-En realidad me gusta más el tema de las escuela formativas, la formación en todos los ámbitos, no solamente en lo deportivo; presenté un proyecto en el club, pero no llegamos a un acuerdo.

-¿Que significó ser una Leona?

-En realidad para mi fue una etapa dura, porque nunca pude alcanzar mi ciento por ciento en mi desempeño, ni un 90, ni 80, sólo un 70 fue lo máximo que logré en lo personal. Reconozco que con el mayor se me abrió la puerta olímpica, conocí a Sergio Vigil.

Lo que aprendí de él fue muy importante como le dije, me llevo oro en polvo y valoro todo lo que me entregó, como la energía y la pasión que ponía en cada entrenamiento.

“Me dejó también una gran amistad con Cecilia Rognoni, que es la única que sigo en contacto. A Ceci, siempre la consideré la mejor del mundo por mucho tiempo, no en cuanto a habilidad, sino en cuanto a ponerse un equipo al hombro, imponía respeto en la cancha, algo que Aymar consiguió con el tiempo”, apuntó la ex número cinco de Las Leonas.

Gonzalo M. Tapia – gtapia@ losandes.com.ar

Fuente: Los Andes