Insultaron a Rognoni

La Nación

La parcialidad de Lomas protagonizó, durante el partido de ayer, un hecho nefasto. Mientras en la cancha las jugadoras se comportaban con corrección, en la tribuna sus familias se dedicaban a agredir verbalmente. El blanco principal fue Cecilia Rognoni, quien en los Juegos Panamericanos le arrojó la bocha con la mano a una árbitro. Por esa acción, está siendo juzgada por el Tribunal de la Federación Internacional y recibirá, en unos días, la pena. Pero más allá de que el hecho sea condenable, la gente de Lomas superó la barrera del sentido común y le gritó “asesina”, entre otros epítetos del mismo tenor. “No me sorprende. Escuché todo y me dio más fuerza. Les contesté con el gol”, dijo, luego, la defensora de Ciudad.